El reconocimiento por recordar!

Jul 25, 2011 no hay comentarios por

No sé si te pasa igual que a mí, pero desde hace rato siento que hay más redes sociales, que las que podría manejar.

Sólo por mencionar algunas, a diario recibo invitaciones de amigos, a ser parte de quepasa, netlog, wayn, badoo, sonico, amigos.com y hasta incluso aún llegan de las casi fallecidas myspace y hi5 entre otras que ya no recuerdo. Creo que si nos inscribiéramos en cada red a la que nos invitan, con el consecuente llenado de datos, fotos, actualizaciones diarias e interacciones con contactos, tendríamos que elegir entre navegar en ellas o trabajar.  🙂

Por estrategia profesional y necesidad de tener una vida real y no sólo virtual, presto mayor atención sólo a Facebook y mi Twitter  @gabrielruda.

Facebook tiene muchos significados… para algunos es un chismógrafo que permite saber quién con quién, quién con quiénes, cómo, cuándo y dónde… Para otros es sólo un recordatorio de los cumpleaños, la oportunidad de conectarse con amigos recientes o distantes y para algunos más estrategas, una vitrina perfecta para mercadear productos, servicios, eventos o ideas…

Sin embargo, facebook también tiene un significado aspiracional… Hace algunos días me reía con un colega psicólogo y coincidíamos en que: Si quisiéramos desearle bienestar de corazón a alguien, le desearíamos que siempre su imagen fuera todo lo guapa, sus eventos todo lo divertidos, su profesión todo lo exitosa, su forma de analizar todo lo profunda y su vida todo lo feliz… que aparentemente es en facebook.

Según lo que se muestra en facebook, en apariencia nadie es: mal arreglado, aburrido, ni superficial…

Ahora bien, sabiendo que el comentario anterior, es sólo un momento de buen humor a costa de parte de la realidad y que no busca crear prejuicios de ningún tipo (porque también nos envuelve), la gran pregunta a realizarnos es: ¿Cuál es la sensación más importante, detrás de lo que la gente publica? ¿Por qué la gente tan entusiastamente cambia su foto? ¿Por qué renueva frecuentemente su estado? y ¿Por qué pensamientos más intelectuales, han desplazado a los comentarios de dónde están y qué hacen, si no es relevante?

No hay que ser un especialista en comportamiento humano, para ver que detrás de esto hay una importante necesidad de ser diferenciados, de ser reconocidos o tal como lo dice el profesor B.J. Fogg titular de la cátedra “Psicología de Facebook” de Stanford University: “de satisfacer la necesidad de ser aceptados socialmente y no ser rechazados”

Detrás de lo que cada persona publica en su perfil o actualización de estado y detrás de cada “me gusta”, se desnudan aspectos profundos de su personalidad, emociones subyacentes y lo más importante: pinceladas importantes de sus valores y aspiraciones…

Es un tema del cual podríamos pasar días discutiendo y analizando, no obstante para resumir, creo que tenemos una importante necesidad de reconocimiento social en la virtualidad (entre tantas explicaciones), porque el reconocimiento no es un valor que abunda en el día a día de la vida real… ni a la hora de darlo, ni de recibirlo…

Somos una sociedad exitista y desde niños nos acostumbran a analizar los esfuerzos basándonos en la dualidad logró/no logró, Si/No, positivo/negativo, Sirve/No sirve, bueno/malo, bello/feo, etc, que el espacio para los “grises” es con frecuencia reducido. Además, establecemos esquemas tan rígidos para definir lo elogiable, que con frecuencia lo que no encaja en los propios, se ignora…

Es verdad, los resultados son muy importantes y no podemos alabar mediocridades, sólo que: ¿dónde queda el valor de los esfuerzos?, ¿dónde queda el reconocimiento a los avances palpables? y ¿Dónde queda la objetiva evaluación de las facilidades y dificultades que cada quien tiene en su historia o en su estructura actual al evaluar sus logros…?

¿Cuántas veces no te has ido de una empresa porque sentías que ni tu jefe directo, ni tus compañeros eran capaces de reconocer tus esfuerzos?, ¿Alguna vez dejaste una relación, porque sentías que diste más de lo que la otra persona fue capaz de valorar? ¿Alguna vez llegaste a odiar a algún familiar en tu adolescencia, porque en ese momento sólo veía tus equivocaciones?

Ahora bien, la pregunta importante es ¿Cuántas veces sin saberlo, la persona odiada has sido tú, por no valorar el esfuerzo palpable o la mejora de alguien?

La Vinotinto (selección de futbol) de Venezuela, recientemente alcanzó el 4to lugar en la Copa América y esto fue motivo de una multitudinaria celebración al llegar al país. Ante este resultado, hubo gente en Twitter que llegó a referirse a ellos como “nuestros campeones” y hubo otros que dijeron que era “una mediocridad celebrar un pírrico 4to lugar”

Cada quien es libre de opinar lo que guste. Simplemente si Venezuela tuviera la historia de Brasil, que ha sido pentacampeón mundial, tal vez un 4to lugar sería inaceptable. Pero si eres el equipo que tradicionalmente quedaba de último en este tipo de campeonatos, brincas súbitamente al 4to lugar de América y asciendes 29 puestos en el ranking FIFA, es digno de ser reconocido tu esfuerzo.

Como bien lo resaltamos en nuestra conferencia “Liderazgo y Gerencia Seductora” (click):

el reconocimiento es la herramienta más importante para líderes organizacionales que quieren llevar a su gente a dar más, padres que buscan motivar el esfuerzo extra de sus hijos y parejas que desean reconquistar su relación. ¿Por qué? Porque hay un punto en el que la gente comienza a hacer más, para ganarse ese “premio emocional” de ti, tan escaso en esta sociedad actual

No se trata de perder la necesaria objetividad (complicada de lograr) y foco en logro, se trata de saber que los seres humanos necesitan de ese “combustible emocional” para moverse hacia adelante en pro de nuevos y más altos objetivos… La revista Harvard Business Review, llama a esto desde 2004 “Mano de hierro en guante de seda”, que no es otra cosa que enfoque en los objetivos, con una genuina  motivación a la gente”.

Por el momento, Venezuela elogia a su vinotinto, valora su esfuerzo y celebra sus avances… Eso no significa que los venezolanos no esperen verla mejorar su trabajo para llegar a Brasil 2014…

¿Podría aplicarse esto a nuestros compañeros de trabajo, hijos, amigos y pareja? Entonces… ¿Qué esperas para valorar lo que si ha mejorado hasta este momento o lo que si está y hacérselos saber, aunque aún haya mucho por hacer…?

Nos vemos en cada sueño por construir

Gabriel Ruda – Conferencista internacional

www.gabrielruda.com

Twitter: @gabrielruda

Facebook: click

 

 

 

 

 

Actualidad y cotidianidad

Acerca del autor

Visita www.gabrielruda.com para conocer el lado del conferencista, contratarlo o recomendarlo para tu próxima convención, lanzamiento o evento de capacitación.

No hay respuestas en “El reconocimiento por recordar!”

Deja un comentario