Siete desafíos para cambiar las cosas…

Jun 01, 2010 2 Comentarios por

Muchas veces hemos escuchado que para lograr resultados diferentes tenemos que hacer cosas diferentes y eso como ya lo sabemos, lo dijo alguien que reinventó importantes conceptos de la física como lo fue Albert Einstein.

Ahora bien, ese mismo pensador dijo algo más contundente aún y es que “No se puede resolver un problema, desde el mismo enfoque mental con que fue creado”. En pocas palabras, así como no se puede buscar convivencia desde la venganza, tampoco se puede hacer nuestro trabajo más productivo o pleno usando los mismos métodos que siempre han sido usados.

A todos nos gustan los estándares, porque hacen el mundo predecible, se gasta menos energía y durante un tiempo permiten que minimicemos las equivocaciones. Sin embargo, así como la comida se vence y se pone rancia, lo mismo sucede con las ideas, los métodos para hacer todo y con nuestras vidas o nuestra salud, si nos descuidamos…

Si no me crees, pregúntate si en esta época de teléfonos inteligentes, el grueso de la población estaría dispuesta a usar las agendas electrónicas de bolsillo “palm” como sucedía a principios del 2000 o si las mujeres estarían dispuestas a renunciar a la igualdad laboral que se han ganado hoy en día.

Las situaciones cambian, la gente cambia, el entorno cambia y lo único que nos queda a nosotros es cambiar… Pero no es cambiar por iniciar una mera rebeldía, sino empezar un pequeño entrenamiento mental para auto observarnos, darnos cuenta en qué estamos vencidos como profesionales, como padres, como parejas, como personas y emprender un proceso de actualización que nos conecte con nueva información, nuevos ejemplos, nuevas tecnologías y nuevas referencias que nos den el impulso para hacer las cosas distintas

He aquí, algunas recomendaciones, que no pretendo que sean fórmulas:

Primero: Acostúmbrate a pensar fuera de lo convencional en todos tus contextoscomo un hábito. Intenta nuevas formas de ordenar tu casa, nuevos lugares para hacer compras, rompe con la rutina en tu relación de pareja, observa tu trabajo y mira qué se hace repetidamente y no agrega valor, qué hace perder tiempo y genera desgaste, qué puede hacerse más fácil, más rápido o más plenamente y atrévete a proponer opciones

Segundo: debes estar emocionalmente preparado(a) para que tus ideas sean rechazadas inicialmente, ya que estarás enfrentando a la gente con aquello que siempre ha hecho y que quizás les ha funcionado. Tal vez tus ideas confronten la posibilidad de equivocarse, tendrá que usarse más energía al principio mientras se aprende y se deberá enfrentar la dificultad de abandonar viejos hábitos. En el caso de tu familia o tu gente cercana al ver tu cambio, quizás piensen que te volviste loco(a). Debes recordar que la mayoría de los grandes pensadores que han cambiado las cosas, inicialmente fueron tildados de locos

Tercero: debes estar dispuesto(a) a equivocarte y a que tu idea de resultados parcialmente, es allí donde deberás ser lo suficientemente versátil para volver a cambiar, proponer algo nuevo o reformular tu idea, sin dejarte desmotivar por las complicaciones iniciales y los comentarios de la gente que dicen que tus propuestas “No sirven”.

Cuarto: Tener la perseverancia suficiente y la madurez para demostrar con hechos, que los beneficios que plantea tu opción son superiores a los existentes, que los costos son menores o iguales con major calidad, que las actividades son más fáciles, que lo que propones puede hacerse más agradable el ambiente y que la implementación no es tan complicada como parece.

Quinto: Tener la versatilidad suficiente para vender tu propuesta de varias maneras y cambiar lo que sea necesario en ella para que se adapte a lo que las personas involucradas necesiten. Recuerda que la posibilidad de compra de una idea es proporcional al beneficio que la gente siente que recibe de forma genuina.

Sexto: Tu propuesta puede ser el detonante para que otros “innoven”. Aunque tu propuesta no sea la aceptada, permite que la estructura mejore con una propuesta de otra persona que se derivó de la tuya. Es un asunto de madurez!!! Ten el coraje de apoyar la capacidad de crear de otra persona. Ten por seguro que estarás creando reciprocidad para la próxima y estarás mejorando lo disponible.

Séptimo:  En lugar de enfocarte en los problemas, enfócate en las posibilidades, en las soluciones, en las oportunidades que se dan, en el futuro y no en los errores o barreras del pasado.

Yo creo firmemente que INNOVAR es: “Buscar o crear alternativas, que permitan lograr lo mismo o más, de forma más efectiva (con mejores resultados) y eficiente (con menos tiempo, recursos, esfuerzo o desgaste)”I. Y creo firmemente que para innovar no se necesita ser un genio, se necesita ver posibilidades en un mundo donde la mayoría de la gente ve problemas.

Desde esa perspectiva, es que han surgido los supermercados que te envían las compras a tu casa por un bajo costo, se creó el Blackberry como una simbiosis de agenda electronica con teléfono y el facebook está desplazando los medios tradicionales de mercadeo directo. Esas empresas, se han limitado a hacer lo que siempre han hecho… pero de forma diferente.

Recuerda, no se trata de cambiar por cambiar, se trata de intentar lo que no se ha intentado y hacer que el proceso sea lo más sencillo posible y factible de implementar, dentro de un equilibrio de realismo con optimismo. La idea es que dependa de nosotros hacer que suceda y que logremos que el cambio logre el mejor resultado, con menos esfuerzo / gasto de recursos y la maxima satisfacción de todos los involucrados. Recuerda que no existe lo ideal y que todo seguirá cambiando… Así que no esperes perfección!

Las opciones están al alcance de tus manos, lo único que te frena es el miedo y lo único que combate el miedo es la acción con fe y deseo de contribuir, soltando el apego a un reconocimiento inmediato.

¿Y tú qué puedes hacer innovadoramente en tu vida personal o profesional?

Nos vemos en cada sueño por construir y cada abrazo con el corazón

Lic. Gabriel Ruda – Conferencista Internacional

P.D Únete a mi grupo en facebook y sigue mis ideas en twitter

Motivación y Enfoque

Acerca del autor

Visita www.gabrielruda.com para conocer el lado del conferencista, contratarlo o recomendarlo para tu próxima convención, lanzamiento o evento de capacitación.

2 Respuestas to “Siete desafíos para cambiar las cosas…”

  1. Ester Subirana says:

    Buenos días Gabriel,
    !Cuanta razón tienes! Aunque ser así es agotador, en más de una ocasión te apetece tirar la toalla. Hay mucha gente que se aferra al ‘siempre se ha hecho así’ o ‘eso no se ha hecho nunca’ y requiere mucha energía y perseverancia luchar contra esas actitudes, y cad vez menos personas proactivas, estamos viviendo una sociedad del conformismo y ‘apalancamiento’, ¿no te parece?
    En fin, te seguiré me gusta tu filosofía y la comparto al 100%
    Ester

  2. Maria Virginia says:

    Saludos Gabirel, un gusto escucharte con Carlos Fraga, y ahora siguiendo tus notas. Personalmente creo, por experiencia propia, que innovar es producto tambien de la necesidad. Siempre estoy buscando la manera de hacer las cosas en menor tiempo y con pocos recursos, en cualquier ambito de mi vida, las personas a mi alrededor me dicen que nunca estoy quieta jejeje…. el hecho de no terner a la mano un material, tiempo suficiente o recursos economicos me han llevado a resolver (necesidad) con lo que hay. Un abrazo en la distancia…….

Deja un comentario