Reflexiones de un millón de dólares (1era parte)

Oct 21, 2011 3 Comentarios por

Las hemos escuchado, las hemos pensado, las hemos leído y muchas veces se han quedado en eso: reflexiones que resuenan en nuestra mente, pero que no se vuelven acción.

Cuando escuchas a la gente que ha logrado cosas excepcionales en lo financiero, lo deportivo, lo profesional, lo social, familiar, personal o espiritual, te encuentras que sus reflexiones son simples y sus acciones también, sólo que se volvieron hábitos, no palabras.

Es por eso que me tomé un rato, para resumir algunas ideas valiosas que puede ser útil que tengas a mano. Algunas son mías, algunas son ideas de otros que recordé y adapté, pero definitivamente pensamientos valiosos que pueden hacer la diferencia en tus resultados actuales y la forma como te sientes.

He decidido llamar a este compilado de ideas: Reflexiones de un millón de dólares.

He aquí las primeras 10:

1. No podemos ayudar a la gente, más de lo que la propia gente quiere hacer por sí misma para ayudarse. Hay otras personas que necesitan de tu apoyo, ¿Por qué empeñarte en quien no quiere? (Esto no aplica con nuestros hijos)

2. Tu cabeza tiene que estar en tu cuello, no en las manos de nadie. Es decir, el control de tus finanzas, el orden de los objetos que son valiosos o necesarios para ti y especialmente la ubicación de tu información valiosa o documentos importantes, debe estar bajo tu control y no puede depender exclusivamente de terceros.

3. La fe no consiste en juntar las manos, mirar arriba y pedir que todo esté bien… Consiste en hacer nosotros lo que sabemos que podemos y tenemos que hacer, confiando en el apoyo del supremo, pero cambiando y perseverando cuando las cosas se ponen difíciles.

4. Hay situaciones que son fáciles y nosotros somos los que las complicamos con nuestra terquedad, miedo u orgullo. Hay cosas que se resuelven con una llamada rápida, un correo, una disculpa, una solicitud de ayuda, una petición de espera, una renegociación o con entender al otro y ceder un poco… Haz lo que tienes que hacer… Simplifica las cosas!

5. Con la tecnología y la vida en general, todo está cambiando. Si, es verdad, fastidia la avalancha de cambios, pero resistir es de tontos, porque los cambios van hacia adelante, quieras o no. Deja de resistirte, aprende y cambia!  El peor animal, es el loro viejo… Además la experiencia demuestra que todo termina siendo mejor, aunque al principio cueste un poco.

6. No se pueden prejuzgar los resultados de aquello que no se ha intentado. No cortes las ideas nuevas, sólo porque en el pasado algo nuevo no resultó…

7. Las mejoras importantes en nosotros, se componen de pequeñas cosas que fueron hechas “todos los días” de forma inteligente. No de grandes cosas que fueron hechas una única vez. Ponte como meta cuando inicies algo, hacerlo por al menos una semana y revalidar semana a semana el propósito.

8. La noche es más oscura, justo las horas previas al amanecer… No se puede abandonar un proyecto, sin antes haber intentado varias opciones “distintas” para que salga adelante. Puede que te estés marchando justo antes que todo se de positivamente…

9. Estar ocupado en mil cosas, no es lo mismo que estar productivo. Evalúa cuánto de lo que haces a diario puede ser delegado, cambiado o eliminado de las horas productivas, porque no apunta a los objetivos que tienes que lograr. Pregúntate ¿Esto que estoy haciendo es un malgasto de tiempo o es una inversión?

10. La peor decisión es la que no se toma! No dejes que el miedo a equivocarte, frene tu capacidad de intentar algo… Prevé lo que puedas, prepárate y acciona! Si al menos te queda una experiencia, una vivencia, un aprendizaje, algo sacaste. Si te quedaste paralizado(a), gastaste un tiempo, en vez de haberlo invertido y haber obtenido algo a cambio.

¿Interesantes? ¿Por cuál vas a empezar? ¿Crees que puede servirle a alguien? Compártelo, más abajo están los links para ponerlo en tu facebook o twitter!!!  🙂 Ahh por cierto hay una segunda parte. Búscalas aquí en mi blog.

Nos vemos en cada sueño por construir…

Gabriel Ruda – Conferencista internacional

www.gabrielruda.com / Twitter: @gabrielruda

P.D. Los autores nos nutrimos de los comentarios de quienes nos leen. Si te agregué valor, déjame tu comentario más abajo 🙂

 

Actualidad y cotidianidad, Motivación y Enfoque

Acerca del autor

Visita www.gabrielruda.com para conocer el lado del conferencista, contratarlo o recomendarlo para tu próxima convención, lanzamiento o evento de capacitación.

3 Respuestas to “Reflexiones de un millón de dólares (1era parte)”

  1. Cel says:

    Es genial tener a alguien cerca que sea capaz de plasmar en un texto parte de las ideas que resumen convicciones. Sólo agregaría “”no dejes de creer en tí mismo”” !!!

    Exitos para Todos!!!

  2. Amalia Delgado says:

    al obtener un conocimoiento, experiencia.que nos funciona ,queremos compartirla con quienes amamos en ocasiones sentimos que no nos entienden , es que no es el momento de esa persona no esta preparada para asimilarlo, sin embargo debemos compartir pues en algun momento de sus vidas lo utilizaran y entenderan, lo importante es sentir que lo hiciste sin importar lo que suceda en el momento y aun asi da satisfaccion de haber contribuido al cambio . gracias leere esas reflexiones muuuuuuchas veces para internalisarlas y hacerlas mias. mil bendiciones

  3. angel mtz says:

    muchas gracias, en vdd esto es tiempo productivo, durante este momento que leia la vdd es que no estaba solo ocupado sino que estaba siendo productivo.
    bendiciones a ud y a los suyos!!!!!

Deja un comentario