Reflexiones de 1 millón de dólares (2da parte)

Nov 15, 2011 no hay comentarios por

¿Te gustaron las reflexiones de un millón de dólares? click aquí  ¿Simples verdad? Demasiado obvias para ser ciertas, pero así son… Así las aplican quienes no se amargan la existencia, sino que hacen lo que saben que tienen que hacer, para tener la calidad de vida y los resultados que quieren tener. 

El acuerdo contigo mismo(a), no es que digas “que interesante”, el acuerdo es que tomes la decisión de ponerte en movimiento ante lo que te hace sentido y definitivamente sabes que hay que cambiarlo o mejorarlo…

Aquí te van 10 reflexiones más:

1. No te permitas cometer los mismos errores. “Monitorea a diario”, si estás repitiendo los caminos que ya sabes que no te llevan a donde quieres y/o necesitas.

2. Si no tomas el control de tu tiempo, alguien más lo hará por ti. Define al inicio de cada semana, las cosas importantes que tienen que estar hechas… Hay que ser flexible, pero no lo suficiente para perder el foco. Pon límite a las actividades o personas que te alejan de tus prioridades…

3. Puedes decir: “no tengo mucha información al respecto” (si no quieres decir no sé) y eso NO te hace bruto(a).  Todos somos ignorantes en algo, sólo que no todos somos ignorantes en las mismas áreas. Laboralmente, no existen preguntas tontas, sino tontos que no preguntan…

4. El evaluador menos objetivo que tienes, lo llevas por dentro. Muchas veces los de afuera te aplauden y tu verdugo interno no te deja escuchar los reconocimientos y cumplidos. Haz una pausa para reconocerte los pequeños o grandes avances. Celébrate tú!

5. Nadie va a hacer por ti, lo que tu no hagas por ti mismo(a)… Ni siquiera los seres que más te aman.

6. Podemos elegir la información a la que damos fuerza en nuestra vida. Especialmente si se trata de temas de muerte, guerra, secuestro, fracasos, tristezas, traiciones, etc. Si vamos a dedicarle tiempo, que sea para buscar soluciones, precauciones o aprendizajes, pero no para hacernos eco del dramatismo…

7. Tu crecimiento profesional es proporcional a lo que aprendas, mejores, actualices, desarrolles en tu talento y lo vendas… Las dos cosas van de la mano, mejorar y mercadearlo… Lo que no se exhibe no se vende!!!!

8. Es justo y necesario aprender la lección de una relación y tomar la decisión de irnos cuando nos empobrece internamente, nos debilita o no es lo que queremos. Sufrir es una decisión… Tú puedes! El asunto es: ¿quieres?

9. Los olmos no dan peras… Hay estructuras y personas que no van a dar más de lo que dan, ni van a cambiar, sin importar lo que hagamos.  O te vas o te quedas! Si te quedas, decide aceptar y aprovechar lo que está. Si lo intentaste y no pudieron lograrlo, di adios… Eso si, no le hagas la vida miserable al otro, ni termines pasando por encima de tus valores o necesidades…

10. Debes “prepararte al máximo” para lanzarte al siguiente nivel, pero no esperes la sensación de estar totalmente listo(a) porque NO aparecerá nunca… Ponle fecha al lanzamiento y aunque haya temor, muévete!

Recuerda que si te perdiste la primera parte de estas reflexiones, leelas aquí: click

 

Nos vemos en cada sueño por construir

Gabriel Ruda – Conferencista Internacional

informacion@gabrielruda.com

Twitter: @gabrielruda

Actualidad y cotidianidad, Motivación y Enfoque

Acerca del autor

Visita www.gabrielruda.com para conocer el lado del conferencista, contratarlo o recomendarlo para tu próxima convención, lanzamiento o evento de capacitación.

No hay respuestas en “Reflexiones de 1 millón de dólares (2da parte)”

Deja un comentario