Preguntas para una confusión en el amor

Jun 13, 2010 4 Comentarios por

Debo confesar que aunque quisiera, no tengo mucho tiempo disponible para personalizar mi atención con mi trabajo como psicólogo, debido a la dedicación exclusiva que tengo con los programas de formación para empresas, la consultoría gerencial y las conferencias, de hecho ni siquiera tengo consulta privada.

Sin embargo, aunque no tengo consultorio, me sucede como a los médicos, que no importa si estás en una fiesta, una despedida de soltero, una playa, el supermercado o donde sea, que no puedes quitarte la envestidura de lo que haces y siempre conseguirás alguien que te va a decir: Oye tú que eres… psicólogo, “sabes que tengo una amiga que…” o los más atrevidos se atreven a decir frontalmente, “en este momento me está pasando…”

El asunto es que la última vez que me pasó el episodio, me plantearon mas o menos como interrogante: “Tengo una pareja con la que vivo desde hace algún tiempo y él me esta presionando para que nos casemos. Es una persona que quiero mucho, es súper especial y lo adoro, pero sinceramente, aún sigo pensando en que no sé si esta es la relacion definitiva con la que me quiero quedar y no quisiera cerrarme la puerta a encontrar la relación que de verdad quiero o sencillamente conocer otras personas”

Por la forma tan fugaz que estuvo planteado el encuentro, no pude más que hacerle algunas preguntas y lamentablemente hasta allí llegó la conversación, sin embargo, nuevamente una espera “inesperada” me dió la oportunidad de escribir y como nunca se sabe a quien le puedan servir algunas preguntas o análisis ante una situación particular, pues el asunto no sólo fue un mail para la interesada, sino que se convirtió en esta nota, que cualquiera pudiera ampliar.

He aquí algunas cosas que el tiempo disponible me permitió escribir:

Pueden haber muchos elementos alrededor de tu situación, que sin conocerla a profundidad creo que es importante que revises:

Primero. Que no te dejes presionar por la presión social de estar cerca de los 30´s.

Esa presión que tienen muchas mujeres, a quienes pareciera que cuando se acercan los 30´s “tienen” que casarse, ¿con quién?, pues con el que sea, con tal que no pase más el tiempo… 😉

En tu caso percibí esa presión y eso es muy positivo, por cierto! porque creo que no te estás dejando presionar por el entorno latino y su cultura de jugar a la casita, la cual, equidista mucho de las europeas que a los 40´s todavía lo están pensando, si es que lo deciden y para nada se sienten “un bicho raro”

Segundo. Preguntarte qué nivel de dependencia (no asociada con los afectos), tienes con esa persona

En lo económico, laboral, vivienda, etc, para que determines en qué medida lo que sientes, no es sólo la necesidad de su apoyo en esa área.

Si tienes alguna dependencia, te va a tocar trabajar internamente tu independencia y tomar nuevas decisiones con cambios importantes… un reto nada sencillo, pero no imposible. Por ejm. si aplicara el caso: Mudarte, pagar lo que antes era entre dos ahora tú sola, hacerte cargo de responsabilidades que antes él hacía por tí, etc.

Tercero. ¿Hasta dónde quiero experimentar?

–  ¿Significa sólo salir con gente distinta y saber que se siente acostarte con alguien diferente? (que también es legítimo para la mujer).
– ¿Significa entablar una relación con alguien que no es él y ver que se siente ser la pareja de otra persona?
– ¿Qué significa para tí vivir otras relaciones?

Creeme que la pregunta es clave y está hecha desde el profesionalismo basado en que puedes responderte lo que sea, con tal y sea honesto contigo misma, sabiendo que como mujer lo importante es hasta donde estás dispuesta a tomar la aventura relacional con profundidad y no con superficialidad, lo cual no tiene ningún juicio verdaderamente importante, más que el que tú puedas darle…

Cuarto. A mi juicio una pareja es un complemento de nuestras vidas, no el centro de ella. Llegamos a este planeta “solos” y nos vamos “solos”.

Una pareja es alguien que te acompaña en lo que quieres, porque mira en la misma dirección que tú, a la vez que empujan sus esfuerzos en esas direcciones que han acordado. ¿Te sientes conectada con él en la visión o sencillamente no hay visión? Porque si no hay visión, primero tienes que saber qué quieres tú, para juzgar tu relación actual.

Quinto. ¿Realmente lo amas o simplemente es un querer, agradecimiento, apego, costumbre o comodidad por lo que él representa para tí?

Fíjate que no dije estar enamorada, dije amar…! Cuando se acaba la pasión de la novedad, la fogosidad del sexo y la atracción desenfrenada del inicio, lo que queda es el entendimiento de lo que somos individualmente dentro de la pareja, las conversaciones donde sentimos que podemos hablar por horas sin aburrirnos y además sintiéndonos “a nuestras anchas” para decir lo que sea sin ser juzgados, los momentos difíciles donde la otra persona es buena compañía, los instantes felices o los logros que queremos compartir primero con esa pareja.

Sexto. ¿Sus cosas (temas, intereses, necesidades) te importan de corazón y te sientes parte de ellos? O sencillamente lo acompañas porque ni modo… te toca.

La gente de manera sencilla te diría sin tantas preguntas, “Ay no mija, no te des mala vida tu aún eres joven y bonita, puedes levantarte al tipo que te de la gana, bla, bla, bla (paja)”. Eso puede ser una salida, pero la verdad sin ninguna posibilidad de evolución personal y trascendencia futura.

Si te interesa crecer ante lo que estás viviendo y aprovechar el proceso, la salida probablemente no sea salir corriendo, buscarte un amante temporal, brincar abrúptamente a otra relación, ni callar lo que sientes. Al contrario, puede ser dialogar con él y contarle en alguna medida lo que estás sintiendo. Si hay algo que le falta a la relación, debes hablarlo y trabajarlo internamente como pareja, quizás hasta con el apoyo de algún terapéuta. El terapéuta ni siquiera es para arreglar la relación, sino para que sea lo que suceda en este proceso, salgas fortalecida y renovada y aunque no puedo augurarte que no pueda haber dolor en la transición.

Si le falta todo a esa relación, porque ya lo que te queda es sólo un gran cariño por él y el amor se ha ido perdiendo, también te toca trabajarlo contigo y con él, porque si realmente lo adoras como dices, no sería cónsono con tu aprecio por él serle deshonesta o poco sincera.

Puedo decirte algo desde mi más plena humanidad, si hay duda, hay que esperar y si él realmente te ama deberá tener paciencia… Eso si, recuerda que la paciencia no es eterna y que no existe una espera cómoda, sin una negociación o conversación profunda que la justifique.

Es legítimo y válido que quieras conocer otras personas, porque quizás sientes que no has conocido a mucha gente, pero también recuerda que tu reto será pagar el precio, de quizás decepcionarte en tu búsqueda, querer volver atrás con él y que sea demasiado tarde. Eso también es parte de las posibilidades…

Por otra parte, a tí te tocará corroborarlo, pero lo que mucha gente ha descubierto en viajes similares, es que la búsqueda de la pareja perfecta, no es por espacios geográficos, sino por parajes que sólo están dentro de tí y que necesitan abrir espacios para la renovación. Quizás allí el terapéuta te puede servir de guia turístico internamente, para ver aspectos de tu historia y tu vinculación con tus padres que aunque no lo creamos, influye enormemente en nuestra historia como pareja.

No suelo responder a preguntas así, porque no soy especialista en el área, pero en este caso lo tuve y la verdad me lo disfruté. No importa si es cierto o no lo que digo, si hace sentido o no, si va de la mano con algún modelo psicológico o no, la verdad el escrito nació desde la espontaneidad de lo que fue fluyendo, a medida que fuí escribiendo. Fue creado con buena voluntad y la idea es que en algo pueda contribuir contigo o con cualquiera que por casualidad le llegue a sus manos.

Un abrazote y feliz viaje dentro de tí… De cualquier manera esto que te está pasando siempre será bueno ¿Cómo?, te tocará averiguarlo y convertirlo en algo positivo.

Gabriel Ruda

P.D Únete a mi grupo en facebook y sigue mis ideas en twitter

Actualidad y cotidianidad

Acerca del autor

Visita www.gabrielruda.com para conocer el lado del conferencista, contratarlo o recomendarlo para tu próxima convención, lanzamiento o evento de capacitación.

4 Respuestas to “Preguntas para una confusión en el amor”

  1. Victoria says:

    Quizá sea poliamorosa y no se ha dado cuenta…

  2. .....????? says:

    estar confundido en el amor es muy triste por que sientes tantas emociones juntas que al fin y al cabo no puedes controlar …… lo estoy atravesando y no se lo recomiendo a nadie.

  3. Nombre ofelia says:

    hola muchas gracias por poner estas cosas aquí, me sirven de mucho ya que estoy pasando por una situación así. Tengo 5 años con mi novio y ahora nos dimos un tiempo ya que yo no se que es lo que siento por el. Sí lo quiero pero ya no se sí lo amo o sí quiero pasar toda mi vida a su lado.

Deja un comentario