¿Hasta dónde ayudar a otros?

Jul 28, 2014 4 Comentarios por

Hay diferentes puntos de vista. Cada situación pertenece a quien la vive y a cada uno le corresponde aprender, decidir y vivir los procesos de sus decisiones… Con sus dolores, temores, rabias, aprendizajes y tristezas incluídas.

 

Lo prudente, es no “invadir” el proceso del otro, con nuestros prejuicios, historia y patrones mentales. Cada vida, situación y proceso interno es distinto del nuestro…

 

Además, mucha gente invade y NO entiende que las opciones de los otros para decidir, NO son únicas. Por ejemplo: Alguien engañado por su pareja, qué decisión debe tomar…? Un empleado desvalorizado y con potencial, debe renunciar…?

 

Fíjate: Una pareja puede separarse o fortalecerse, de acuerdo a las reflexiones que salgan de su diálogo… Un empleado puede darse cuenta que es él quien se desvaloriza y por eso no recibe oportunidades…

 

Cada circunstancia es un proceso de crecimiento y un mundo en sí mismo… Sólo puedes dar tu opinion, si te la piden… Eso si, cuidando de no decir: “Tú tienes que… Tú deberías…” ¡Eso es invadir!

 

Tener aprecio por alguien, implica respetar sus procesos, incluso cuando te angustie su situación. Para algunas corrientes filosóficas: La vida no nos pone retos para los que no estemos preparados. Además, recuerda que a veces los afectados están tranquilos mientras los demás se preocupan.

 

Si te importa el bienestar del otro, mantente cerca y hazle saber que tiene alguien con quien consultar lo que piensa o lo que siente, pero sin asumir, lo que le corresponde a él/ella resolver ni presionar…

 

Obviamente si se trata de un hijo que aún depende de ti, o si la decisión del otro afecta tu bienestar, tu dinero, tu espacio… Pues, ¡Tienes que involucrarte! Pero si el otro es un adulto, con una vida independiente de la tuya y no corre peligro su integridad, debes dejar que evalúe qué hizo, qué puede hacer y qué realmente quiere decidir.

 

Tú adviértele, muéstrale alternativas, conscientízale posibles consecuencias, pero no te pongas la capa de súper héroe… ¡Esa opción no desarrolla su responsabilidad!

 

Desde una consciencia espiritual, ten presente que todas las emociones son necesarias. En la tristeza muchos conscientizan su valor y sus prioridades… En la rabia algunos se dan cuenta que deben poner límites… En la frustración algunos descubren que debieron esforzarse / prepararse más o dejar la terquedad… En las carencias, otros caen en cuenta que deben administrar mejor la abundancia…

 

Cada quien debe descubrir: ¿Cuál es mi aprendizaje en esto que me pasa…?

 

Si invades o juegas al héroe, no ayudas… Le robas al otro la posibilidad de aprender para crecer y hasta puede que termines tú, como dicen en mi Venezuela: Con las tablas en la cabeza…

 

Nos vemos en cada sueño por construir

 

¿Qué opinas? Déjame tus comentarios 🙂

 

Gabriel Ruda – Conferencista Internacional

Twitter: @gabrielruda / Instagram: @gabrielrudapino 

Actualidad y cotidianidad

Acerca del autor

Visita www.gabrielruda.com para conocer el lado del conferencista, contratarlo o recomendarlo para tu próxima convención, lanzamiento o evento de capacitación.

4 Respuestas to “¿Hasta dónde ayudar a otros?”

  1. Nathalie Gonzalez says:

    Acertadisima ésta reflexión gracias por compartir Gabriel!!

  2. MARIA EUGENIA RODRIGUEZ says:

    Excelente, amigo…como siempre me quito el sombrero con ud…Agradecida de haberlo conocido…

  3. Gabriel Ruda
    Gabriel Ruda says:

    Un abrazo Nathalie. Me contenta que te sea útil. 🙂

  4. Gabriel Ruda
    Gabriel Ruda says:

    Gracias querida. Me inspiras a seguir creando. Un abrazotote.

Deja un comentario