Fantasías… a causa del Blackberry

Ago 10, 2010 no hay comentarios por

Mi hija cumplía quince años y le organizamos la fiesta en un salón espectacular para que invitara a todos sus amigos. Era sencillamente emocionante cuidar todos los detalles de los manteles, los lazos de las sillas, los centros de mesa, los entremeses (con los nada elegantes pero muy sabrosos tequeños, bolitas de carne y huevitos de codorniz), los mesoneros, la decoración, los recuerditos, el whisky mayor de edad para los adultos, etc.

Había pasado toda mi vida esperando este momento, ya que por ser tan pobres, a mi hermana nunca le pudimos dar más que una sopladita de velas con un profiterol de panadería, y ni que hablar de mi madre, que ni siquiera una torta de cumpleaños le pudieron picar. Este era el momento del desquite para compartir todos en familia!

Esa noche, a medida que iban llegando, se sentaban en la mesa asignada, sacaban sus celulares y se ponían a conversar por medio de BB chat, SMS, twitter o se dedicaban a comentar las fotos del facebook de sus amigos. Era tan simpático verlos concentrados, cada uno en la pantalla de sus sobrios y ejecutivos aparatos, que yo no recordaba si la chama de diseño gráfico que contraté, había puesto en la tarjeta de invitación: “Traje formal y Blackberry”.

Qué grandes están todos vale!! Y pensar que los conozco desde que eran sólo unos pelaos dando carreras y gritos por toda la casa… Todavía les recuerdo la voz, algunos no me creen que cuando eran pequeños hablaban, se miraban a los ojos y vivían en una sola risa permanente por todo. Aún recuerdo que pensaba mientras se reían hasta en la iglesia y yo los regañaba; “Bueno, algún día aprenderán a respetar el silencio en algunos lugares. Al final son chamos, hay que dejarlos que vivan su niñez”. Nunca me imaginé que efectivamente el silencio llegaría y que esas risas se convertirían en una carita en una pantalla: 😀

Cuando pensé, creo que es hora de parar el cuarteto de cuerdas de la bienvenida y anuncié por el micrófono que empezaría el baile, ni siquiera pude pedirle al tipo del sonido que les colocara su música. Cada uno rápidamente conectó los auriculares a su celular, eligió la carpeta de canciones que más le gustaba y entró a la pista. Cada quien bailaba su música, pero daba la sensación que todos estaban bailando el mismo tema.

Eso sí, lo más memorable fue la entrada de mi hija, realmente fue apoteósica y el traje le quedaba más que impactante. Sus amigos se desesperaban por ser los primeros en hacerle llegar su texto de felicitaciones, moviendo a toda velocidad sus pulgares. Algunos, los más previsivos, ya tenían el mensaje preparado y lo único que debían hacer era apretar “ok”. El teléfono de mi hija no paraba de vibrar y como era imposible leerlos todos, guardó algunos para más tarde.

Todos tomaban fotos desesperadamente y yo en primera fila de pie sin caber del orgullo le decía a mi esposa “mira cómo le toman fotos por lo bella que está”. Y ella me dijo, como siempre más clara que yo en la mayoría de las cosas:  “No vale Juan, eso es para mandarle las fotos por chat a los que no vinieron a la fiesta”

De cualquier manera, casi no pude contener mi emoción de verla tan bonita y con una pequeña lágrima en los ojos, me acerqué a ella y con un tono de ternura le dije: – Feliz cumpleaños, hijita. Estás bellísima!

Ella me miró horrorizada y se apartó de mí rápidamente. Preocupado, fui tras ella y le pregunté si le pasaba algo, si había hecho algo que la incomodara.

Se volteó, tomó el celular y me mandó un mensaje: – papa m kieres avrgnzar frnte a ms amgs? X fvor!!!!!!!!, pra q stn ls tlfnos????

No tuve más remedio que sacar el mío y mandarle mis felicitaciones

– prdon, fliz cmplños hjta. T amo. Papa.

Para ella fue el cumpleaños perfecto y eso es lo importante!!!. Para mí… Coño no podía más que asombrarme de como pasa el tiempo. Que viejo estoy!!! Y pensar que casi le doy un beso y un abrazo…..

(Adaptado a la realidad venezolana a partir de un mail que me llegó). Ups, espero que esto sólo se quede en sátira!

Gabriel Ruda – Conferencista Internacional

Únete a mi grupo en facebook

Sígueme en twitter

Liderazgo y Equipo

Acerca del autor

Visita www.gabrielruda.com para conocer el lado del conferencista, contratarlo o recomendarlo para tu próxima convención, lanzamiento o evento de capacitación.

No hay respuestas en “Fantasías… a causa del Blackberry”

Deja un comentario