Enfoque en Resultados!

oct 21, 2010 no hay comentarios por

Hay dos cosas que admiro profundamente de Donald Trump: La primera es que la mayoría de los negocios que toca, se vuelven una oportunidad millonaria y la segunda es sin lugar a dudas, su hija Ivanka, (jejeje) :D

Sé que a muchos caballeros de mi grupo de facebook, les encantaría dedicar un buen rato a que desnudemos detalles de la bella rubia, pero prefiero hacer esto más utilitario, enfocándome en que ambos comparten escenario en la serie “The Apprentice” (El aprendiz) y que los dos tienen una capacidad de enfoque en resultados increíble, tanto en el show como en sus empresas.

Puede que a mucha gente no le guste la actitud de Donald, debido a que a veces es odioso ante las cámaras y su fría y característica frase del show: “Estás despedido(a) (You´re Fired), es tajante e implacable. Sin embargo, esto es sólo un ardid mediático, porque hay artículos que reflejan que muchos trabajadores del Grupo Trump, aman la marca y a su fundador.

Para los que no están familiarizados con el show “El Aprendiz”, este se basa en una competencia entre personas altamente talentosas y seleccionadas minuciosamente por sus excepcionales logros profesionales. El/la ganador(a) obtiene además de un cargo de Vicepresidente de una de las empresas Trump y un sustancioso contrato, nada más y nada menos, que la oportunidad de ser un aprendiz directo del mismísimo Donald. ¿Te imaginas? ¿Cómo aprovecharías tú esa oportunidad?

Lo interesante del juego, es que aunque hay un solo ganador, la competencia no es individual, sino que se desarrolla entre dos conjuntos enfrentados en mitad de una guerra de estrategias, por lo que eventualmente a cada competidor le toca trabajar en sinergia con gente que también disputa el mismo anhelo. Ahora bien, ¿Cuáles son los desafíos para ambos equipos? Algunos ejemplos son: Recaudar fondos en una obra de caridad, vender ciertos objetos o productos, alcanzar la mejor evaluación de un servicio o desarrollar la mejor idea para un problema de una empresa “X”, etc.

Al final, todas las tareas son medidas por lo mismo que ha llevado al conocido emporio, a ser un ícono de altísima calidad: “Resultados”. En ese sentido, el equipo ganador siempre es el que ha logrado la mayor cantidad de ventas, los menores costos, la idea más innovadora o la mejor solución medida en indicadores evidentes. No hay tiempo para perder en excusas, búsqueda de culpables, flojera, ni  en compañeros que no sean agradables (y vaya que en mi opinión hay algunos bien egoístas). Sólo hay una consigna:  “O logras resultados y ayudas a tu equipo a lograrlos” o perderás la contienda del capítulo y con ello tendrás el riesgo de ser despedido.

El show puede parecernos injusto y a veces sorpresivo porque gente talentosa que era nuestra favorita es despedida, pero esas son las reglas del juego: hay que lograr el resultado y además hacerlo mejor que el equipo contrario.

Obviamente, la televisión suele exagerar este tipo de reality shows y con frecuencia los llevan al extremo para ganar audiencias, sin embargo, salvando las diferencias de nosotros con la TV, cuando se trata de crecer profesionalmente, lograr mejores puestos de trabajo, tener más clientes, vender lo que somos o cobrar mejor por nuestro trabajo… A tí, a mí  y a cualquier persona, nos miden por eso mismo: “Resultados”.

Es allí, donde a un agente de atención de servicio no lo evalúan sólo por cantidad de clientes atendidos, sino por problemas solucionados o por el índice de satisfacción de esos clientes. A un vendedor no se le mide por visitas realizadas, sino por ventas concretadas. A un locutor no lo evalúan por la elegancia de su lectura o la sonoridad de su voz, sino por los clientes que invierten en el producto que anuncia. A un médico no se le mide por sus títulos, sino por la cantidad de pacientes a quienes alivia y mejora su padecimiento. Y a los consultores / conferencistas organizacionales como los de PASOS Inc (la empresa para la que trabajo), no nos contratan por tener la teoría más exclusiva o reciente en nuestro haber, sino por suministrar mejores estrategias y lograr mover la voluntad de las personas para resolver aquello por lo cual nos contrataron.

Desafortunadamente, tal como lo menciona Sergio Zyman, ex director de mercadeo de Coca Cola y hoy un conocido expositor de temas de marketing en EEUU, sucede con mucha frecuencia que la gente en las empresas se enamora “ciegamente” de sus propios  productos/servicios, o sus ideas y olvidan preguntarse lo más importante: ¿Esto es lo que realmente necesita el cliente?  ¿Esto realmente está impactando la productividad y rentabilidad de la empresa?

En ese orden de ideas, yo estoy convencido que si no entendemos cuál es el objetivo de nuestro puesto de trabajo, el valor que aporta, la necesidad de las personas que se benefician de lo que hacemos y tomamos medidas para darle satisfacción, sólo somos seres que están OCUPADOS, pero difícilmente seres que están PRODUCTIVOS.

Por ejemplo, Si eres un profesor debes garantizarte con nuevas estrategias que tus estudiantes aprendan, no simplemente dar una materia. Si eres un asistente, debes garantizarte que cada email, cada llamada y cada encomienda llegue a su destinatario y logre su cometido y si entre otras cosas eres Gerente de mi empresa favorita de comida ;) tu labor no es sólo despachar comida, sino abrir la expectativa del cliente a más productos del menú.

En tu caso ¿Cuáles actividades demuestran que estás ocupado(a), pero no estás siendo realmente productivo(a)?

Recuerda que no sólo se logran resultados cuando se alcanzan objetivos, ya que  hay acciones muy sencillas que aportan muchísimo y también son considerablemente valiosas. Es así donde también vale, lograr hacer algo a un menor costo sin afectar la calidad, hacer que un proceso sea más rápido, efectivo o eficiente, aportar una idea novedosa para evitar re trabajo innecesario, adelantarte proactivamente a resolver algo, ayudar a atraer nuevos clientes, resolver un inconveniente recurrente, apoyar a un compañero en una meta, en fin: Todo lo que sume, ES VÁLIDO Y NECESARIO!!!

Para quien está enfocado en resultados, siempre habrá contrataciones, dinero, posibilidades, un mejor puesto de trabajo y oportunidades, porque son personas con una actitud adulta, que no se quedan de brazos cruzados, como niños esperando que les digan que hacer, sino que HACEN QUE MEJORES RESULTADOS SUCEDAN. De esa actitud es que ha salido “El Aprendiz” de cada temporada.

Para finalizar, imagina que tu equipo favorito perdió por paliza (ejm. Caracas-vs Magallanes, Chivas vs América, Licey vs Cibao, Boca vs River, Madrid vs Barcelona, Yanquis vs Red Sox) y nuestros amigos del equipo contrario nos obstinan con las bromas, ¿nos fastidia, verdad que si?. Si nosotros vimos a nuestro equipo jugar con desgano y luego vemos al director técnico salir a dar declaraciones y este dice “La intención es lo que cuenta”. ¿Aplaudiríamos sus declaraciones? ¡No verdad! Porque cuando algo nos importa, o pagamos por ello, nosotros también exigimos resultados…

La intención sólo cuenta, cuando dimos lo extraordinario de nosotros mismos y salimos de la zona cómoda para que los resultados aparezcan… ¿Estás tú dando lo extraordinario de ti, para que tus aportes como padre/madre, trabajador, pareja, etc, logren los resultados que se necesitan o más?

Fíjate que no dije “lo mejor”, dije “lo extraordinario”…

Nos vemos en cada sueño por construir y cada abrazo con el corazón.

Gabriel Ruda - Conferencista Internacional

Sígueme, (haz click aquí):

http://www.gabrielruda.com/facebook

http://www.twitter.com/gabrielruda

P.D. ¿Cómo lo ves tú? Déjame un comentario abajo, me encantará saber de tí

Motivación y Enfoque

Acerca del autor

Visita www.gabrielruda.com para conocer el lado del conferencista, contratarlo o recomendarlo para tu próxima convención, lanzamiento o evento de capacitación.

No hay respuestas en “Enfoque en Resultados!”

Deja un comentario